jueves, 4 de febrero de 2010

Agradece Siempre

Acuerdate cada día de dar gracias al cielo hasta sentir que
todo lo que nos ocurre es para nuestro mayor bien.
Desde ahora decimos "Gracias Señor, Gracias Señor..."
Demos las gracias por lo que tenemos y por lo que no tenemos aun,
por lo que nos alegra y por lo que nos hace sufrir.
Es así como alimentamos en nuestro interior la
llama interior la llama de la Vida".
Esta es una ley que hay que conocer: nada puede resistirse
ante la gratitud. Diremos:
Pero como dar gracias cuando nos sentimos mal, enfermos y en la
escasez? Nunca podremos, si, podremos, y este es el
gran secreto; incluso sintiéndonos mal, encontrar
un motivo para dar las gracias.
Eres pobre, te encuentras enfermo? siempre da las
gracias, siempre las gracias.
Alegremenos de ver a los demás ricos, con buena salud,
que viven en la abundancia y ya veráis.
Poco después algunas puertas se abrirán y las
bendiciones empezaran a derramarse sobre todos
Nosotros.