domingo, 28 de marzo de 2010

Buen Dia ( Poesia)




¡Que grandioso que sería

si por saludo sincero,

en lugar de usar “¡buen día!”,

nos dijéramos “¡te quiero!”

Un “te quiero” es la argamasa

del afecto verdadero:

¡quién no baja sus corazas

al escuchar un “te quiero”!

¡Quién no esboza una sonrisa

que lo alumbra por entero,

y que se esparce en la brisa

con aroma a duraznero!

Un “te quiero” va diciendo:

“¡te reconozco, viajero…,

que en el tren en que estás yendo,

vamos juntos, compañero…!

Y te celebro…y te canto…,

y te honro…y te venero…:

¡somos las hebras de un Manto

que tejió el mismo Hilandero!

Y me río con tu risa…,

con tu dolor desespero…,

y me apuro con tu prisa…,

porque sí…, ¡porque te quiero…!”

Cada “te quiero” nos une

en un sentir duradero:

¡nos amalgama y reúne

como arcillas de alfarero!

Los otros, ya no son “otros”:

no hay segundos…, ni hay primeros…

¡que todos somos “nosotros”

cuando decimos “te quiero”!

¡Imagina si en los bares…,

oficinas, merenderos,

en la calle, en los hogares…

y por todos los senderos…,

con manifiesta alegría,

y con cariño sincero,

en vez de decir “buen día”…,

nos dijéramos “te quiero”…!

Jorge