sábado, 3 de octubre de 2009

Gratitud por los Retos y Desafios

Un hombre encontro un capullo de mariposa, un dia aprecio una pequena apertura. El se sento a observar a la mariposa por varias horas mientras esta intentaba forzar su cuerpo a traves del pequeno agujero. Al tiempo parecia no avanzar mucho. Parecia como si ya lo habia intentado todo, y no podia ya seguir avanzando. Entonces para ayudar a la mariposa, el tomo un par de tijeras y abrio el resto del capullo. Entonces la mariposa emergio facilmente. Pero esta tenia un cuerpo debil y pequeno, y sus alas estaban torcidas. El hombre continuo observando a la mariposa, pues esperaba que esta, en cualquier momento, estirara y expandiera sus alas, soportando asi su cuerpo, el cual se contraeria en el momento apropiado.
Ninguna de estas cosas sucedio! de hecho, la mariposa paso el resto de su vida arrastrandose con su cuerpo debil y alas torcidas. Nunca pudo volar.
Lo que es hombre, en su gentileza y cuidado no entendio, es que el capullo restrictor, y la fuerza que necesitaba la mariposa para pasar por el agujero era la forma de Dios de forzar cierto fluido del cuerpo de la mariposa, el cual fluira hasta sus alas para que estuviera lista para volar una vez lograra salir del capullo.
A veces la lucha es exactamente lo que necesitamos en nuestras vidas. Si Dios nos permitiera pasar por nuestras vidas sin obstaculo alguno,nos mutilaria. No seriamos tan fuertes como podriamos a llegar a ser. ! Y no podriamos volar! ( Autor: Desconocido)