jueves, 3 de junio de 2010

Te Deseo " Lo Suficiente"




Estando en un aeropuerto escuché a un padre e hija en sus últimos
momentos juntos. Se anunciaba la salida del vuelo de ella y junto a
la puerta la escuché decir:

- Papi, nuestra vida juntos ha sido más que "suficiente".
- Tu amor es todo lo que siempre necesité. Te deseo lo "suficiente",
a tí también, dijo el padre.
Se besaron y ella partió. El hombre caminó hacia la ventana donde
yo estaba sentado. Ahí parado yo podía ver que quería y que
necesitaba llorar. Intenté no ser un intruso en su privacidad, pero
él me preguntó:
- ¿Alguna vez dijo adiós sabiendo que será para siempre?
- Sí, lo he hecho. – Perdone por preguntar, -dije- ¿pero por qué es
este un adiós para siempre?

- Soy viejo y ella vive muy lejos. Tengo desafíos por delante y la
realidad es, que su próximo viaje de vuelta será para mi funeral",
dijo.

Mi curiosidad no pudo más y tuve que preguntarle…
- Cuando le decía adiós a su hija le escuché decir "te deseo lo
suficiente". ¿Puedo preguntarle que significa?
Empezó a sonreír.

- Ese es un deseo que ha pasado de generación en generación en
nuestra familia. Mis padres lo decían a cualquiera.
Hizo una pausa por un momento, y volteando hacia arriba como
tratando de recordar en detalle, sonrió una vez mas.
- Cuando nosotros decimos "te deseo lo suficiente", estamos
deseándole a la otra persona que tenga una vida llena de
suficientes cosas buenas que la sostengan.

Luego, volteando hacia mí, me compartió lo siguiente como
recitándolo de memoria:

- Te deseo el suficiente sol para mantener tu actitud brillante.
- Te deseo la suficiente lluvia para apreciar más el sol.
- Te deseo la suficiente felicidad para mantener tu espíritu vivo.
- Te deseo el suficiente dolor para que los pequeños placeres de la
vida aparezcan más grandes.

- Te deseo la suficiente ganancia para satisfacer tus deseos.
- Te deseo la suficiente pérdida para apreciar todo lo que posees.
- Te deseo los suficientes "holas" para que te lleven a través
del "adiós final".

Entonces, empezó a sozollar y se alejó.
Hoy, mi querido(a) amigo(a), yo quiero desearte "lo suficiente" para
que este día, y todos, sean llenos de verdadera felicidad. Que
nuestro Señor Jesucristo bendiga tu vida de manera abundante.
Tomado de la Web.