martes, 21 de julio de 2009

Despertar

NO había oscuridad, mis ojos estaban cerrados.NO había tristeza, mi corazón estaba triste.NO había adonde ir, yo soñaba con otros lugares.NO había que subir, ya estaba en la cima.NO había que buscarte, ya estabas en mi.NO había que buscar la riqueza, ya era rico.No había que buscar la felicidad, había nacido feliz.NO había nada que alcanzar, sólo había que no desear.NO había mundo que cambiar, sólo había que transformarse.NO había que soñar, bastaba simplemente con vivir.NO había que llorar, era que no había aprendido a reir.NO había nada que encontrar, era que vivía para buscar.NO había nada que pensar, me bastaba con creer.NO había nada que cambiar, sólo había que aceptar.NO había nadie a quien vencer, yo imaginaba el rival.NO había nada porque sufrir, yo inventaba la aflicción.No había nada a que temer, era el miedo mi invención.NO había que nacer y morir, sólo con Dios existir.
PD: Si en algo nos parecemos a Dios es que el creó el Universo, y nosotros, somos creadores de nuestro propio mundo. No tienes nada de que lamentarte; más que de haber dejado de ser LO QUE REALMENTE ERES :)
FRANCISCO JARAMILLO