jueves, 23 de julio de 2009

Espiritualidad y Salud

La espiritualidad es muy similar a la salud. Todo el mundo disfruta de salud algunos la tienen excelente y otros mala, sin embargo no dejan de tenerla. Con la espiritualidad ocurre lo mismo.
Todo ser humano es un ser espiritual. Todos poseemos espíritu.
Algunos poseen una espiritualidad elevada y, por lo tanto disfrutan de una vida intensa, llena de mucho amor y paz y se encuentran en lo alto de la escala.
A medida que aumentan el desapego, la espiritualidad sube la escalera de la que nunca puedes bajar completamente, igual que no puedes bajarte de la escalera de la salud.
El hecho de recordar que estas unido a Dios, en este momento de lucha hará que tus pensamientos y afirmaciones se convierten en tu realidad. Conforme esta conciencia vaya creciendo, empezaras a disfrutar de el mismo efecto en los demás.
En otras aportaras espíritu a todos y a todos los que encuentres y obtendrás con regularidad los frutos de tus deseos.